El blog de Maestro de Ceremonias - Sevilla

COMPARTIR

Una boda íntima en el Aljarafe

Boda civil en Robles Aljarafe

Este pasado sábado, 17 de febrero, he actuado como oficiante en el enlace de Belén y Manuel, que tuvo lugar en el restaurante Robles Aljarafe, en Castilleja de la Cuesta.

Cada boda es diferente. Hay bodas con muchos invitados, bodas con muchísimos invitados y bodas enormes... No fue este el caso de la boda de Belén y Manuel, que fue una boda íntima, con unos veinte invitados, solamente la familia más directa y algunos pocos allegados.

Robles Aljarafe, un restaurante con todo el sabor de una hacienda andaluza, dispone de numerosos espacios y salones, tanto para la realizar la ceremonia como para la celebración, hasta 1.400 invitados. En este caso, la recogida ceremonia tuvo lugar en la coqueta galería situada a la derecha de la entrada principal del restaurante.


Belén y Manuel se conocieron a principios del año 2016. En primavera, iniciaron su relación y, ahora, han decidido formalizarla. Muy pronto, serán papás de una niña a la que esperan con ilusión. Manuel pidió matrimonio a Belén en octubre del pasado año, de una forma muy original y eso salió a la luz en la ceremonia. Si observáis atentamente las fotos de este artículo, lo descubriréis, así como cuál fue la respuesta de Belén.


La ceremonia fue relativamente breve, de unos veinte minutos. Siempre adapto la estructura de la ceremonia a los deseos de la pareja y, en este caso, así fue. No hubo intervenciones ni lecturas previas a la parte central de la ceremonia, sino que, tras mi bienvenida y presentación, se pasó directamente a esta, que incluía el ritual de la arena.

Hizo primero su entrada el novio, acompañado de la madrina. En pie, como manda la tradición, esperó la llegada de la comitiva de la novia, encabezada por sus tres sobrinos, uno de los cuales arrojaba pétalos de flores y los otros dos portaban los elementos para el ritual de la arena y las alianzas; finalmente, venía Belén acompañada del padrino. Tras mi bienvenida a los novios e invitado, se prosiguió con el ritual de la arena, los votos matrimoniales y el intercambio de anillos. Con un gran aplauso acogieron todos el momento en que dije las palabras que todos estaban esperando:

Belén y Manuel, yo os declaro marido y mujer.

¡Enhorabuena! Podéis besaros.

Tras el momento más esperado, el novio agradeció a los invitados su asistencia al acto. A continuación, con unas improvisadas y emocionadas palabras, la madre de la novia felicitó a los recién casados.

Una pequeña sorpresa les tenía reservada su familia a los novios: Belén y Manuel tenían previsto que la ceremonia solamente contara con música grabada; sin embargo, recibieron como regalo la actuación en directo de la violinista Ainhoa, que puso fondo musical a la entrada de la novia, con el Canon de Pachelbel, a la parte central, con el Aria de Bach, a las lecturas y, finalmente, a la firma del acta y salida de los novios, con la marcha nupcial de Mendelssohn.

Les deseo lo mejor a Belén y Manuel en su nueva etapa.

Aquí tenéis un pequeño reportaje de la ceremonia.

Decoración con flores para boda
Maestro de Ceremonias
Mesa ceremonial
Salón para ceremonia de boda en Robles Aljarafe
Esperando la llegada de los novios
Entra la novia
Durante la ceremonia
Sí, quiero
Agradecimientos del novio
Emoción de la madre de la novia
Ainhoa - Violinista
Ritual de la arena

No hay comentarios

Escribir un comentario