COMPARTIR

¿Qué es un maestro de ceremonias?

=Oficiante de bodas

Un maestro de ceremonias es un profesional que se dedica a oficiar bodas civiles, renovaciones de votos y otros eventos, y asesora sobre todos los aspectos relacionados con la ceremonia.

La mayoría de las parejas que celebran su boda civil, se encuentran con el problema de que esta debe celebrarse, generalmente, en el juzgado, en la notaría o en el ayuntamiento, no el sitio que ellos hubieran preferido, y en días y horarios poco apropiados e incómodos para los invitados. Por otra parte, aunque algunos notarios, alcaldes o concejales aceptan, en raras ocasiones y con el correspondiente coste, desplazarse al lugar elegido por la pareja para la celebración, en el día preferido, la fórmula del consentimiento matrimonial debe necesariamente ajustarse a la rigidez del Código Civil.

Por este motivo, cada vez más parejas de novios optan por realizar su ceremonia oficial unos días antes, únicamente ante los testigos que requiere la ley y, posteriormente, hacer una recreación de la ceremonia en el lugar elegido, de una forma más personalizada y más emotiva, antes todos los invitados.

A continuación, os presento algunas preguntas frecuentes que suelen hacerme las parejas, con sus respuestas.

En general, podemos decir que sí. No obstante, mi labor como maestro de ceremonias va más allá de limitarme a oficiar la ceremonia, sino que le aporto mucho más valor a mis servicios.

Como maestro de ceremonia, puedo asesorarte sobre todo el protocolo del acto, ayudarte a seleccionar temas musicales, lecturas, textos y poemas. En definitiva, me puedo encargar del diseño completo del evento. Aunque siempre es recomendable que sean las personas elegidas por los novios las que preparen los textos, mis servicios pueden incluir la redacción o la revisión de los textos.

Igualmente, puedo encargarme de coordinar con la persona encargada del sonido que la música elegida suene en el momento adecuado, así como la disposición del lugar (sillas, atril...) con la persona encargada de ello.

No, si realizáis la ceremonia conmigo, como con cualquier otro maestro de ceremonias, se tratará únicamente de una recreación de la boda ante vuestros familiares y amigos. Solamente ante el juez de paz, alcalde o concejal en quien este delegue y, recientemente, ante notario, puede prestarse consentimiento al matrimonio, con validez legal, ajustándose siempre a la fórmula que establece el Código civil que, todo hay que decirlo, es bastante fría e impersonal.

Esto, lejos de ser un inconveniente, tiene la ventaja de que podemos personalizar la ceremonia todo lo que se desee, de forma que resulte un acto emotivo y que quede en el recuerdo de todos.

La mayoría de las ceremonias que realizo son bodas civiles personalizadas, antes los familiares y amigos de la pareja, en salón de celebraciones, hacienda, hotel, playa... También oficio renovaciones de votos matrimoniales (con motivo de bodas de plata o de oro) y ceremonias simbólicas (a menudo como sorpresa de uno de los miembros de la pareja al otro), en la que los contrayentes hacen votos o promesas de forma completamente particular, incluso a veces sin más testigo que el propio oficiante.

Sí, puedo desplazarme a donde sea necesario (restaurante, hacienda, hotel, playa...) para oficiar la ceremonia. Tengo realizadas ceremonias en las provincia de Sevilla, Cádiz, Córdoba, Huelva, Badajoz y Cáceres, y hasta en Portugal.

En Sevilla capital y hasta unos 25 km de distancia no os cobraré ningún gasto de desplazamiento. A partir de ahí, como es lógico, tendré que repercutiros los gastos en el presupuesto.

Os preparo un guión personalizado que, en general, incluye palabras de bienvenida del oficiante, fórmula específica de consentimiento si se desea, ritos adicionales (intercambio de anillos o arras, ritual de las velas...), intermedios musicales o música de fondo, y los momentos en los cuales intervienen familiares o amigos, en su caso, para realizar lecturas, y despedida y felicitación final del oficiante.

Para poder diseñar correctamente vuestra ceremonia, mis servicios comienzan, generalmente, con una entrevista con la pareja, a ser posible en el mismo escenario (hotel, hacienda...) en el que se vaya a llevar a cabo la ceremonia, al objeto de conocer vuestros deseos y comenzar a preparar el guión.

Puedo asesoraros también en el protocolo, en la ubicación de los novios, padrinos e invitados, en la elección de música que se interprete o poemas que se lean, y en cualquier otro aspecto relacionado con el desarrollo de la ceremonia.

Si queréis información más detallada sobre cómo trabajo, consultad esta página.

Por supuesto, también actúo como maestro de ceremonias en el caso de matrimonio entre personas del mismo sexo. El amor no distingue sexo, raza, o condición social.

Recordad que puedo personalizar la ceremonia tanto como deseéis, ajustándome a vuestros gustos y deseos.

Me encanta oficiar ceremonias de renovación de votos (con motivo de bodas de plata o de oro), que resultan muy emotivas, en presencia de hijos, nietos, otros familiares y amigos, así como ceremonias simbólicas, en la que los contrayentes hacen votos o promesas de forma íntima completamente particular, incluso a veces sin más testigo que yo como oficiante.

Además, realizo también ceremonias y rituales de bienvenida e imposición de nombre a recién nacidos (conocidos popularmente como bautizos civiles o bautizos laicos) y de tránsito de la infancia a la adolescencia (primera comunión civil o laica).

Siempre que tenga disponibilidad, somos capaz de preparar una boda en un tiempo récord, en unos pocos día. Sin embargo, para permitir una personalización del guión, de forma de que quede a vuestro gusto, y asegurar en la medida de lo posible la disponibilidad, aconsejo reservar como mínimo unos dos meses antes. No obstante, es conveniente pedir información y hacer la reserva nada más que se tenga confirmada la fecha, dada la alta demanda que se concentra entre marzo y octubre, aproximadamente.